La hermandad de la nieve

Se pueden y se suelen decir muchas cosas cuando se publica una nueva novela. La verdad es que yo me quedo sin palabras, cierro los ojos y pienso en las personas a las que quiero. O, por ser más precisos: las que me quieren. Porque para ellos es mucho más importante que para mí.

Yo he elegido la literatura, y es mi vida.

Ellos, su afecto, me han elegido a mí.

Nunca tendría tanto como para responder a tanta generosidad.

Al final, una novela es un acto de amor o no es nada.

Comentarios

  1. Es verdad, Josevi, al final una novela es un acto de amor, si no de qué estamos enganchados a un ordenata acumulando colesterol.

    ResponderEliminar
  2. Colesterol y horas embuidos en la vaguedad licuante de la pantalla, con la vista fija en el teclado y el espectro de word, oyendo de refilón cómo pasa la vida (la de nuestros vecinos, que ni escriben novelas ni leches). Eso, o lo haces por amor a la novela y a las personas que van a leer lo que has escrito tan orgullosas o más orgullosas que si la hubiesen escrito ellos... o nada.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena Josevi. Es un orgullo contar con tu amistad. Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena Josevi. Es un orgullo contar con tu amistad y un alivio compartir muchos puntos de vista. Abrazos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario