Ir al contenido principal

Escritores: ¿nuevo paradigma?

Hasta hace unos años, un escritor era  dueño de un mundo propio, un universo complejo y original de referencias estéticas y morales, edificado tras un trabajo minucioso, perseverante, apasionado, en ocasiones visionario... Y el resultado de su trabajo, si aspiraba a publicarlo, tenía que estar a la altura de las exigencias de calidad y comercialidad establecidas por el sector editorial.

De tal modo, la relación entre el escritor y el lector se debatía en plena crisis, el debate en carne cruda establecido por el acercamiento a la obra y al autor, ese mundo habitado por él en exclusiva. La experiencia lectora y el trabajo literario componían la dialéctica sustancial en el ámbito de “lo creativo”, así como señalaban la distancia existencial y diferencias de perspectiva/interpretación de lo real entre uno y otros.

Hoy en día, cualquiera puede ser escritor. Basta con poseer un ordenador, pagar una tarifa plana y “colgar” los textos en alguno de los miles de “sites” que ofrecen dicha posibilidad en Internet. Para ediciones en papel, la industria de la autoedición ha abaratado mucho sus precios, democratizándose cada día más. Y si el aspirante a la gloria literaria no sabe aún cómo escribir sin despertar enseguida el desdén o el sonrojo ajeno, no hay problema: por un precio módico aprenderá el oficio en alguno de los miles de talleres literarios que se ofertan en la red.

Hasta hace unos años, un libro era un gozoso misterio por desentrañar, una incitación a la aventura de leer y un reto a penetrar en el mundo exclusivo, distinto, subyugante, del autor.

Conforme se popularizan los medios y se vuelven irrelevantes los contenidos, la figura del autor literario se desvanece. Como el continente africano o la cara oculta de la luna: nada nuevo por descubrir. Y lo que es peor: nada nuevo que buscar y mucho menos encontrar en el océano de “obras literarias” que están en Internet antes que, cabalmente, en la cabeza de sus autores. Y esto último no es un juego de palabras.

Entradas populares de este blog

La hora de Bizancio

Capítulo primero del ensayo Ciberadaptados, de Antonio Manilla, publicado por la editorial La Huerta Grande (2016).





La hora de Bizancio



Tengo para mí que la deseuropeización de Europa la comenzamos nosotros mismos, los europeos, mucho antes de la creación de la Comunidad Económica. Hablar de la caída en desuso de los valores que nos construyeron, probablemente sería atinado si es que creemos que las civilizaciones se erigen alrededor de un ideario. Yo pienso que los valores vienen siempre después de algún otro impulso, como justificación o así, al menos hasta la creación de las filosofías idealistas, que, además de invertir el curso habitual del río de la vida, me parecen por lo general un exceso de optimismo o fe en lo teórico que casi nada más han producido dictaduras y sistemas inhumanos. El motor constructor de Europa, como ocurre con las parejas, pienso que fueron dos: un ansia insaciable de conquista y un anhelo no menor de definirse a través de la diferencia.

En el mundo globaliza…

Una hamburguesa en un McDonald's

A las pocas semanas de conocerla, paseábamos por no recuerdo que ciudad. Se fijó en un McDonald's que brillaba nocturno y pomposo, con sus luces redichas de cafetería americana para niños felices; y como una niña feliz, y hambrienta, me dijo: "¡Qué suerte... Vamos a comer una hamburguesa!"

Diez personalidades tóxicas en Facebook (y cómo librarse de ellas)

Facebook no es un manicomio autogestionado como twitter, pero en materia de gente perturbada, asfixiante, obsesiva y dañina presenta una variedad más que notable. Y una abundancia preocupante. Los usuarios de esa red social tenemos la ventaja de compartir nuestros contenidos con gente que, más o menos, es amiga; es decir: podemos controlar quién ve nuestras publicaciones y a quiénes vemos. Sin embargo, ¿quién no se ha topado, con demasiada frecuencia, con "muros" y biografías atiborradas de sandeces, impertinencias, majaderías, insultos y toda la basura que una mente desocupada y confusa puede generar en una mañana o una tarde de posteos?