La Biblia del revés

Si empezamos el Libro por el final, resulta que el Apocalipsis ya ha sucedido, se ha celebrado el Último Juicio y los que quedamos en este mundo somos reos de la pena eterna, también descrita infierno. Decían los místicos que el pecado es el error, y quizás nuestro castigo consista en el error como única certeza posible, lo que impide contemplar el sentido del tiempo en su recto significado: vamos para atrás.

Entradas populares de este blog

Godos, de Pedro Santamaría

Diez años, cuatro libros

¿Puedo hacer algo por usted?