El libro del sur, de Juan Pablo Vitali

El poeta nutre su bagaje para este periplo con aquellos atributos que han anclado firmemente en su espíritu: lo inolvidable, lo irrenunciable, lo que merece el esfuerzo de una vida y, por supuesto, durabilidad sin fisuras en la gratitud. Así, en primer lugar y casi como elemento conductor, encontramos en este poemario una reivindicación de los ancestros, los venerados antepasados que continúan alentando el alma inquieta del presente. Una de las características, también desgracias, de nuestro tiempo presente es habernos resignado a la escisión entre la voz edificadora del pasado y la inquietud del hoy cotidiano. Romper vínculos con “lo anterior” nos condena sin remedio a un vivir diario sin norte ni sur, este ni oeste; un transitar sin objeto en reclamo de toscas gratificaciones personales que nunca darán sentido a nuestra vida y, lo que es aún peor, a nuestra bien merecida y mal amada muerte.

Entradas populares de este blog

Una hamburguesa en un McDonald's

La hora de Bizancio

Godos, de Pedro Santamaría